Lo primero que deseo compartir con todos mis colegas de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, como Procurador elegido en la pasada Asamblea General de la Sociedad para el período 2019-2021, es la excelente salud normativa que ésta demuestra para el perfeccionamiento de su Misión, la cual se ha venido actualizando a medida de los desarrollos y exigencias de las diferentes épocas de sus 132 años de vida.

Los diferentes órganos de la SCI muestran un gran compromiso en sus tareas, y es preciso recordar que la Sociedad es un importante voluntariado, sin ánimo de lucro, compuesto por todos sus socios.

He tenido oportunidad de compartir reuniones con algunos de sus organismos, como son la Junta Directiva, la Comisión Ad-Hoc para el proceso electoral, la Comisión Especial de Ética, sobre normas estatutarias y procedimientos, al igual que con miembros de las mismas, observando en todos ellos no solo la gran seriedad con la que se desempeñan los cargos asignados, sino el gran compromiso con el que cada uno de ellos actúa.

Y no podía ser menos en una institución que se ha afianzado como leader de la ingeniería, por su actividad constante al servicio de la profesión y al país.

El origen del Procurador se encuentra en el derecho romano. La palabra se deriva del latín procurare, de curare, relativo a cura o cuidado. El Procurador ejercía la representación de sus mandantes, para velar por los intereses de su cliente, así como su asistencia y consejo. Ejercitaba la acción popular, ya que ante la imposibilidad de que el pueblo entero acudiera ante las instancias establecidas, se le posibilitó como representante legal que actuaba en sustitución del populo.

Esta institución con más de 2000 años de antigüedad ha evolucionado.

En Colombia una vez aprobada la constitución política de 1991, por la cual el país pasó de ser una democracia representativa para constituirse en una democracia participativa, la SCI, incorporó el cargo de Procurador como parte institucional, mediante la reforma de su Estatuto en 1992.

Posteriormente los Estatutos aprobados en 2018, determinan en forma más amplia las funciones del Procurador, para que mediante su actuación contribuya a la buena marcha de la Sociedad. Es decir, es el dignatario encargado de actuar en defensa o a nombre de la comunidad, de los diversos organismos de la misma, y de todos y cada uno de sus miembros.

El Procurador actuará de oficio o a solicitud, de los diversos organismos de la Sociedad o de alguno de los socios. Tiene la capacidad de convocar a la Junta Directiva o a la Asamblea de Socios cuando lo considere conveniente para velar por el cumplimiento de los estatutos y reglamentos; o para informar sobre actuaciones o novedades que los afecten.

Igual podrá emitir conceptos sobre las dudas que puedan referirse a la interpretación de las normas.

El Procurador ha activado un correo electrónico para recibir solicitudes o sugerencias de los socios las cuales atenderá dando respuesta a ellas o las consultará o dirigirá al órgano correspondiente de la SCI para su trámite, e informará al interesado.

La correspondencia debe hacerse por medio escrito identificándose con su cédula de ciudadanía, su número de socio, teléfono y correo electrónico, anexando los documentos que amparen su solicitud, a la siguiente dirección:

Jorge Ladrón de Guevara Orozco
Procurador SCI 2019-2021
Correo: procuradorsci@sci.org.co