¿Podrán prevenirse los daños de la insuficiencia cardíaca?