La comunidad espera mucho de la ingeniería, por ello debemos perder el miedo a crear, es necesario que la ingeniería, plantee soluciones que agreguen valor, no solo económico sino también ambiental y social. Es importante recordar que no solo con la capacidad financiera y el equipo disponible son la garantía de un buen diseño o una excelente obra, sino el procedimiento para ejecutarla. Aquí salen a relucir el análisis, el ingenio, la experiencia, y la capacidad de resolver problemas.