Gran preocupación ha causado al gremio de la Ingeniería liderado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros, que de una forma soterrada se intente dar al traste con el propósito nacional de mejorar la contratación pública.

El continuo asedio a la lógica filosófica de garantizar INTEGRIDAD en la planeación, transparencia y economía, a través de los PLIEGOS TIPO, nos advierte que debemos estar muy atentos a resguardar y defender las iniciativas que garantizan la buena ejecución de los recursos públicos.

La siniestra inteligencia muchas veces daña lo que la sociedad reclama.