Las comunidades fueron creciendo y con ellas la necesidad de desarrollar obras que solucionaran las exigencias de vivir en colectividad, poco a poco estas necesidades se incrementaron exponencialmente y las obras requeridas igualmente; los recursos empiezan a escasear y se deben buscar nuevas fuentes para satisfacerlas.

Por ello, debemos preguntarnos…
¿Estaremos agotando los recursos disponibles? ¿Hasta dónde podemos crecer? ¿Cuáles proyectos realmente garantizan la supervivencia? ¿Qué aporte nos ofrece la tecnología?, difícil reto el de analizar hoy en día de forma integral los proyectos de ingeniería.