Los ingenieros jóvenes tienen una gran responsabilidad en el futuro de la ingeniería; trabajaremos incansablemente por garantizar su vinculación a los grupos de estudio, a la Sociedad Colombiana de Ingenieros, a la empresa privada y la interacción Gobierno-Academia, esperamos que esta relación fortalezca las políticas del primer empleo y emprendimiento.