En el marco de la presentación del informe de la comisión accidental de la primera línea de metro de Bogotá, el presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Germán Pardo Albarracín, solicitó a la alcaldesa electa, Claudia López, implementar una comisión de infraestructura que evalúe y haga seguimiento al proyecto metro elevado de Bogotá.

En la presentación del informe de seguimiento a la primera línea de metro elevado de Bogotá, algunos de los integrantes dejaron en evidencia inconsistencias técnicas en el proyecto.

El presidente de la sociedad colombiana de ingenieros, Germán Pardo Albarracín, manifestó su preocupación por el impacto urbanístico que tendrá el proyecto, y señaló que no hay coordinación institucional para las obras de traslado anticipado de redes, no hay plan para disponer de 3 millones de m3 de escombros que generará la obra, y que no fue presentado un plan de manejo de tránsito que garantice la movilidad de los bogotanos durante la construcción de la obra.

Pardo Albarracín solicitó a la alcaldesa Claudia López implementar una comisión de infraestructura para evaluar las inconsistencias.

Por su parte el concejal progresista Hollman Morris quien ha dejado en evidencia las múltiples irregularidades a lo largo de la elaboración del proyecto metro elevado denunció que el proyecto no cuenta con el estudio de captura de valor del suelo que es indispensable para el cierre financiero.

Morris advirtió que no contar con cierre financiero, constituye una irregularidad en el régimen de contratación colombiano y que pese a que el proyecto se adelanta bajo las normas de la banca multilateral no puede saltarse el ordenamiento jurídico colombiano.

El concejal Morris solicitó a los organismos de control, la Contraloría de Bogotá y la personeria de Bogotá evaluar las irregularidades evidenciadas y actuar frente a un proyecto que amenaza urbanística y financieramente a la ciudad.

Fuente: Radio Santa